domingo, 24 de marzo de 2013

El chigre de Lola: las SADMC

Hoy por fin me he decidido a entrar en el chigre de Lola. Allí me espera , tomándose un Patxarán Zoco con dos piedras de hielo mi amigo Juanín,  otro pirao sportinguista con el que solía discutir de fútbol. La última vez que le vi yo defendía a Ciriaco mientras él echaba pestes por ser el único entrenador en la historia del club que jugaba con un solo delantero. Ha llovido mucho desde entonces, el trabajo me hizo irme fuera de la tierrina y ahí se acabaron los amistosos debates con Juanín, con el que mantenía un poco el contacto por las redes sociales.

El chigre de Lola es un pequeño bar situado en el barrio antiguo de Gijón, perdido en alguna callejuela de Cimata, cerca de la plaza de la Soledá. Sus paredes está llenas de recuerdos del Sporting, fotos de Quini, Ferrero, Joaquín, el gatu y en el centro un cartelón que pone "Peña Sportinguista el chigre de Lola" y un logo de la FPS...Una grasienta hoja cuelga de la pared en la que los porristas del bar apuntan sus pronósticos del Almería - Sporting y el Oviedo - Zamora. Nadie confía en el Oviedo, sin embargo hay división de opiniones en el otro partido.

El ambiente en el chigre, es muy futbolero y es casi imposible evitar el debate sobre el Sporting mientras te tomas una botella de sidra con una ración de oricios.  Ese era mi temor, ya que últimamente me sube el puto colesterol cada vez que escucho críticas a los jugadores o quejas sobre la táctica, los cambios, la preparación física del equipo, o que si Sastre no es lateral, por poner algún ejemplo. Cuánto listu hay por el mundo.

La mayoría de los clientes son peñistas, gente de todo tipo, de todas clases y edades. Pero todos sportinguistas. La impresionante Lola me echa el primer culín mientras a los que están en la barra se les va la vista.

- ¿Subimos este año? me pregunta Juanín.

 - Da igual, con Fernández nunca volverá a ser lo mismo.

- Pepín puso les perres, no como tú ¿no te acuerdas?. Si no es por él hoy seríamos del Ceares o el Indus.

Le pido a Lola que me eche otro culín y me cojo un mejillón a la vinagreta de la bandeja de pinchos.

- Tú que te crees tan listu y te pasas el día mirando cuentas y cosas de esas tenías que saber como funcionan las Sociedades Anóminas Deportivas. Pepín ye el salvador del Sporting, y de bien nacidos es ser agradecidos.

Aunque en ese momento lo que  me apetecía era espetarle una ostia en toda la jeta reconozco que Juanín era un tío ejemplar, la vida encima le había sonreído. Vivía en una finca por Deva, que tenía un prau con vaques. Había sido un estudiante de matrícula, primero con los curas y más tarde en la facultad de derecho donde sacaba mejores notas que nadie. Sin embargo se dedicó al negocio de construcción que heredó de su padre. Le había ido muy bien aunque ahora habían llegado las vacas flacas. Su mujer, era una prestigiosa médico con una consulta privada en la calle Corrida. Además era un auténtico pibón bastante más joven que Juanín. Tenían dos guajes, que todos los años traían a casa un montón de sobresalientes en sus notas. Vivían bien, con chica de la limpieza, jardinero, cocinero y un chaval que les ordeñaba las vacas. Eran un poco señoritos, eso es verdad.

- Mira Juanín, te voy a explicar lo que son las SAD. Te voy a decir lo que va a ser tu vida en los próximos 20 años.  Mañana a algún espabilao ministro se le ocurre una ley por la que todos los chalés de la parroquia de Deva se deben transformar en SADMC .... Sociedad Anónima De Mis Cojones. Bueno, todos salvo los de Patxi, Pichi, Leire y Jordi , que eran los únicos que por entonces tenían todos sus recibos al día.

A ti, que se te pasó pagar un recibo de telefónica de 20 euros, te obligan a poner a tocateja 600.000 euros dividido en 10.000 acciones de 60 euros de nominal. Si no lo haces en 3 meses tu casa te la derriban. El chalet lo habías heredado de tus padres y éstos de tus abuelos. Estaba totalmente pagado. Pero te dicen que da igual, que tienes que comprarlo otra vez porque en el barrio hay mucho quinqui que no paga y si constituis una SADMC os tendrán agarrados por los huevos.

 Tú no tienes la pasta en ese momento, solo tienes 15.000 euros ahorraos porque justo ese mes acababas de meter a tus hijos en el colegio bilingüe más caro de Asturias y también  le compraste al pibón de tu mujer un collar de perlas por llevar ya 15 años soportándote. Entonces, aparezco yo, amigu de la infancia, y compro acciones por 20.000 euros para que el Estado no te deje en la puta calle. Evidentemente con lo que yo pongo, que soy pobretón, no es suficiente. Para cubrir el resto del capital, otros amigos compran otras 500 acciones y el resto lo pone el Ayumtamiento, que el Alcalde  Vicentón es amigo mío y ta acojonau por si en las próximas municipales no le vota en Deva ni Sindulfo.

Vamos, que entre todos salvamos tu casa porque eres un tío muy majo, y luego como soy amigu de Vicentón llegamos a un acuerdo para quitarle el problemón al Ayuntamiento y me convierto en máximo accionista de "tu casa Sociedad Anónima de Mis Cojones", con derecho a controlar todo lo que en ella se mueve. A partir de entonces pasas a ser mi cliente y por un abono anual de 50.000 euros, que según dice el portero Gelón Tolón es el más barato de todos los chalés de Deva, te doy derecho a entrar en casa un par de horas los domingos, tiempo suficiente para echarle un polvo a la zorra de tu mujer en un cutre sofá del IKEA, mientras yo me paseo en gallumbos por el salón tarareando "Master of the house" del musical de Los Miserables, con un puro en mi mano derecha y un Gyn Tonic en la izquierda. Sí, dije la  zorra de tu mujer, porque el pibón con el que te habías casado te ha abandonado y me la cepillo yo en mi yate de Puerto Banús. En su lugar hemos puesto una cicuentona a la que ya se le caen las tetas. Por cierto, desde que invertí en tu chalé mi patrimonio personal creció como la espuma, de repente empezaron a concederme todas las obras a una de mi empresas.

Hice una pausa para respirar y tomar el último culín de la botella. Lola, ponme otra con una ración de patatas al cabrales, no me vaya a encharcar. Y para Juanín otro patxarán, esta vez que sea La Navarra. Y seguí con mi tara mental explicándole el fenómeno de la SAD.

Como yo no daba abasto y encima me insultaban por la calles, puse de encargao a Dioni, un rapaz que ye una fiera pues estudió con los curas y tiene un montón de carreras. Se encarga también de lavar la ropa sucia. Como con tu renta no da pa pagar su sueldo hemos tenido que vender todos tus cuadros, tus joyas y tus muebles. Y tu Mercedes. también. Esperamos que el Ayuntamiento, donde sigue mi amigo Vicentón, nos lo vuelva a amueblar. Si tienes alguna queja de algo no vengas a pedirme explicaciones porque no te voy a abrir la puerta, y el portero Gelón Tolón te va a llamar desalentador y a decir que no sé pa qué habla con calaña como tú. Además es un gentleman y no nos cobra un euro por su trabajo. Y vaya labia que tiene el jodido. Ya estaba aquí cuando todo esto eran solares y nadie quería venir. Si algo no te gusta llama a  Marianín, otro muchacho muy majete que estudió también con los curas y en la mejor universidad de derecho del mundo.

De lunes a viernes puedes visitar a los guajes. A Pelayín y a Covi los vendimos a unos gitanos cuando se hicieron mayores de edad. Con su dinero trajimos a Chigrinski y Sarita. Al primero lo trajo de Rusia mi amigo Mini, que tenía unos contactos por ahí. Nos salió vago y un poco sarasa pero como es tú hijo lo querrás igual, igual que a Sara la yonki, que también nos la trajo Mini de Polonia.

Con la mierda de renta que te cobramos no da ni para el agua, así que dejamos de pagar a todo quisqui. De llorarte y convencerte de que tienes que hacer un esfuerzo ya se encarga Gelón Tolón, que hara que se te encoja el corazón. En el jardín la hierba está alta y llena de boñigas. Las vacas que teníamos las vendimos para traer unas de Serbia que decía mi hijo que daban una leche cojonuda. La verdad que la leche no hay dios que se la tome y con él hacemos un yogur de mierda, y vaya como cagan las jodidas. Las cuida Gelín Tolón, hijo de Gelón Tolón y que venía de ordeñar búfalas por Massachussets. El prau donde pastan tampoco es nuestro, pues se lo vendimos al ayuntamiento por 2 millones de euros, pero Vicentón nos lo deja usar de todas modos. Todavía me descojono con la que lió Pacón, el que estaba antes que Gelón Tolón, en el Ayuntamiento cuando dijo eso de "Véndovos el prau".

Un día vinieron a ver la casa unos caribeños sin que se enterara Vicentón pues le habíamos dicho que no se la vendíamos a nadie que no fuese de Deva. Parecían gente de confianza, porque venían con Miní, así que Pacón, Dioni y yo les recibimos en pelota. Se la enseñamos y los cabrones lo grabaron todo en una cámara oculta. Menuda nos liaron con que si las vacas eran lo peor de la casa, que si daban leche negra en vez de blanca. Menos mal que Tele Galleta era mía y el de la gaceta era colega y la cosa pronto se olvidó. Pero si estábamos de coña.

A pesar de que no pagábamos ni al jardinero, seguían faltando perres así que tuve que estirarme y sacar el talonario. Un poco lo puse yo y otro un colega sevillano con el que formé una especie de ONG. Con eso nos dio para mantener a la cicuentona que te tirabas cada 15 días pues estaba a punto de irse y en su lugar íbamos a traer al príncipe de Zamunda que nos salía más económico pero teníamos miedo que no te gustase y dejaras de pagar el recibo el abono anual.

Los vecinos iban cambiando poco a poco. A nuestro lado se mudó Blas, que nadie le conocía porque hasta entonces era un humilde que vivía en un barrio marginal donde tenía un supermercado cutre. Ahora tiene la cadena entera el jodido, un pedazo chalé, la mejor leche de toda Deva y también se tira a tu ex mujer a la cual le pagó la operación de las tetas.

Así fuimos tirando hasta que el cabrón del jardinero se chivó de que no le pagábamos. Pues que se joda, ahora te esperas 5 años para cobrar la mitad. Y pensamos que podíamos hacer lo mismo con el resto de acreedores menos conmigo mismo, que me hice un favor y en vez de pagarme  a mi mismo hice un apaño y cambié el pufu por más acciones de mi propia casa, la que antes era tuya y te salvé, y ahora ya tengo tantas que perdí la cuenta.

Un día cambiamos el personal en la cocina. Aunque ellos no tuvo nada que ver la suerte nos cambió aquel día. Las vacas empezaron a dar leche de Lagisa y salió algún yogur cojonudo, Sara dejó las drogas, Chigrinsky encontró trabajo y hasta volvió la jodida de tu ex mujer. Incluso nos pensamos en recomprar el prau. Como tu mujer estaba más buena que la otra te subimos el recibo a 100.000 euros al año. Pero si querías venir en Navidad y Semana Santa tenías que poner 25.000 euros más. Bueno, y a tu mujer como te había abandonado cuando peor estabas  le exigimos  un canon de  100.000 euros por volver, pero solo una vez, para que aprenda por zorra.

 Fueron años de felicidad hasta que al cocinero y sus ayudantes los tuvimos que echar porque envenenaron al perro. En su lugar pusimos al primo de Arzak, que vaya mala ostia tenía el jodido. Más tarde vino Pablín, que no hablaba mucho y se trajo a un puñao de amigos de la facultad, menuda promoción la suya. Y no se sabe por qué pero otra vez las vacas ya no dan Lagisa, a Chigrinsky lo echaron a la puta calle, la yonki volvió a ser yonki y tu mujer definitivamente se metió a puta. Hubo que repescar a la cicuentona de las tetas caídas que para colmo ya era sesentona. Pero a ti  ya todo da igual, porque ni te acuerdas que alguna vez eras el tío más afortunado del mundo.

Ahora llegan 4 iluminados amigos tuyos y te dicen que luches por recuperar tu casa y me echan la culpa de que ahora sea un burdel. A mí, no te jode. Pues ahora tengo que hablar otra vez con Miguelín, el de la gaceta de la galleta, decano de la prensa en Deva para que deje claro a todo el mundo que yo salvé tu casa, que ahora es mía por cierto. El otro que podía tocar los huevos era Marianín, pero como ahora lo tenemos ocupao mandándote a la mierda cuando le llamas para quejarte de que tu casa, que ya sabes que no es tuya.

En 20 años, Juanín, has puesto más de 1,5 millones de euros en una casa que había sido de tus antepasados y ahora es mía, tu mujer se ha convertido en una sesentona, tus hijos no son los que jugaban en el prau, que tampoco es tuyo, tus vacas dan una mierda de leche con la que no hacemos yogur y has sido un desgraciado durante casi la totalidad de los 20 años.

Yo he puesto menos dinero que tú, soy el master of the house, me he comprado un yate y encima me la chupó la zorra de tu ex. Tú no puedes quejarte de nada y solo tienes un par de horas a la semana para follarte a la que sustituye a tu mujer, mirando de reojo no vaya a entrar Gelón Tolón a ponerte mirando pa la cuenca mientras por la megafonía suena la peor canción de Los Manolos. Además con tu sueldo mantenemos a Dioni, Miguelín, Marianín, Pablín y sus amigos, Gelín y Gelón Tolón... bueno a este no hace falta porque vive del aire.

Si mañana me canso de la casa se la puedo vender a los 4 iluminados y recuperaré todo lo que puse. Y si no, pues se la dejo a mi hijo, el que trajo las vacas de Serbia. Y lo mejor es que tú me estarás eternamente agradecido y seguirás pagándome todos los años porque aunque "tu casa SADMC" es mía, a ti te sigue importando como si fuera tuya..

En el chigre solo quedamos Lola, Juanín y yo. La botella de sidra ya está terminada y las patatas al cabrales pasaron a mejor vida. Le pido a Lola la cuenta y le doy dos euros para que me apunte e la porra un 3-0 para el Sporting y un 0-2 para el Zamora.

- Bueno Juanín, espero que  hayas entendido lo que son las Sociedades Anónimas Deportivas.

- Sí claro, ya lo sabía. Cuando no esté Fernández les perres las ponéis los illuiminati y tú ¿no es así?

Nos despedimos de Lola y le di un afectuoso abrazo a mi amigo, mientras pienso que cada día está más gilipollas, pero que gran corazón tiene el cabrón.



4 comentarios:

  1. Enorme!!!! Gran relato, y tristemente cierto!

    ResponderEliminar
  2. Ha estado genial. Aunque sea cierto me he reido como nunca. Fernandez vete ya

    ResponderEliminar