lunes, 8 de abril de 2019

Los Estados Financieros Intermedios: Aquest any,si

Hoy nos hemos llevado la agradable sorpresa de que el Sporting publica en su página web los Estados Financieros Intermedios, es decir, las cuentas cerradas a mitad del ejercicio económico (31 de diciembre). La sorpresa es mayúscula, pues como ya denuncié varias veces, en años anteriores se anunciaba en la web su publicación a una fecha determinada, pero siempre se quedaba en el anuncio. Y así solíamos llegar al mes de diciembre del 2018 y se podía leer en perfecto futuro simple "los estados intermedios se publicarán en el mes de abril de 2018".

 https://files.proyectoclubes.com/sporting/201904/03102856cuadernillo-efi-2018-sporting.pdf

Anécdotas a parte, la situación patrimonial que se pone de manifiesto, sin entrar a fondo en ello, no parece que haya gran variación con la situación de 6 meses antes. Es decir, los que sacaron pecho entonces seguirán haciéndolo y para los que la situación era una mierda seguirán opinando lo mismo. Ya sabemos que no suele haber grises en estas cuestiones.

Dicho esto me gustaría hacer una mención a la opinión del auditor. El enlace que he puesto arriba tiene por título Auditoría de los Estados Financieros Intermedios. ¿Quiere decir esto que las 50 páginas del documento están escritas por el auditor? Pues aunque se pudiera entender que sí, la respuesta es rotundamente NO. Es importante aclarar esto porque me consta que la mayoría de la gente cree lo contrario. El auditor hace una auditoría y emite una opinión muy breve en las primeras páginas del documento.Tres páginas cuyo contenido es mayormente paja. ¿Y las otras 47 páginas qué son?? Pues las cuentas anuales formuladas por el Consejo de Administración del Sporting y que son precisamente las que audita el auditor y sobre las que emite la opinión.

¿Y qué opina el auditor? Pues que las cuentas representan fielmente la situación económica del Sporting. Cada uno podrá tener su opinión, pero si nos referimos a la opinión del auditor su opinión es esa y no otra. Parece de perogrullo pero conviene tenerlo claro. ¿Quiere decir esto que la economía va sobre ruedas? ¿que va mal? Ni una cosa ni otra, simplemente que lo que dicen las cuentas ye lo que hay.

Adicionalmente puede llamar la atención sobre aspectos relevantes que haya detectado, especialmente los que puedan afectar a la viabilidad de la sociedad. En este caso menciona el fondo de maniobra negativo de la entidad. ¿Por qué hace esto?  Pues porque un fondo de maniobra negativo puede ser un indicador problemas para realizar los pagos. Pero el auditor no se queda ahí, sino que hace otras pruebas para verificar si ese magnitud negativa realmente conlleva un serio problema. ¿Y cuál es la conclusión sobre este aspecto? Pues siento decirlo, pero mi comprensión lectora está bajo mínimos pues no alcanzo a ver la conclusión. Yo creo que se puede intuir lo que quiere decir, pero por falta de claridad cada uno va a hacerlo según le interese. Aquí lo pongo para que cada uno lo interprete a su gusto.  Mucha atención al "hemos determinado que los recursos de financiación disponibles y la evaluación de si la Sociedad podrá continuar cumpliendo con sus obligaciones de pago son aspectos significativos de nuestra auditoría"  para a continuación decir en que se basa dicha evaluación y quedarse ahí (ya avisa en el párrafo anterior que no da una opinión separada sobre los riesgos, supongo que serán normas para la elaboración de informes).


Y ahora vamos a ver lo que dice esa nota 24 de la Memoria que, como dije antes, la formula el Consejo de Administración y no el auditor:


Como podéis ver, nos dice por qué es negativo y ya está. No dice nada sobre sus posibles consecuencias y sus riesgos. Estos Estados Intermedios no incluyen el informe de Gestión, que es otro documento que se incluye en las cuentas anuales, también redactado por el propio club y no por el auditor. ¿Y qué decía este informe en las últimas cuentas anuales al respecto de ese fondo de maniobra negativo?. Pues a lo anterior le añadía este párrafo:



Este párrafo es casi copia y pega del que pone otro club:


Este club es el Real Madrid, que lo lleva poniendo en sus cuentas desde hace muchos años.

Y esto es todo.


miércoles, 19 de diciembre de 2018

De pelo en pecho

Seguro que muchos de vosotros no habéis pegado ojo esta noche intrigados por si en la Junta de Accionistas del Sporting se descubrió algún nuevo pufu, en relación a los cuatro posts pre-Junta que escribí recientemente. Ya os adelanto que no, pero antes me gustaría destacar un aspecto que no me gustó nada. Tanto en la propia Junta como en las redes sociales he leído varias quejas sobre la introducción de Javier Fernández donde durante más de una hora dio su explicación sobre las cuentas, lo que para muchos significó sacar pecho o colgarse medallas. Faltaría más que en una Junta de Accionistas que se convoca precisamente para aprobar las cuentas y para que le den como pal zorro, el Consejo no pudiera dar su versión. Será que estas cosas solo nos gustan a los frikis, o freaks. Creo es muy recomendable escuchar todas las versiones antes de opinar, no sólo las que nos gustan. Cuanta más información mejor para luego opinar sobre Fondos de Maniobra, Pasivos Exigibles etc. .

Dicho esto, yo agradezco mucho las explicaciones previas donde se resolvieron algunas de mis inquietudes, que por lo visto, son totalmente distintas a las del resto del sportinguismo. Otras, en cambio, ahí se quedarán como lagunas durante los siglos de los siglos, ya sea porque al Consejo no le interesa contarlo o  porque al sportinguismo le importa un pimiento. Entendible por otra parte.

Existían dos cantidades clave que era imprescindible explicar y que el presidente lo hizo de oficio en su introducción, es decir, sin que nadie se lo pidiera, lo cual considero positivo:

1- Pérdidas por créditos comerciales por importe de 850.000 euros- Correspondían a antiguos créditos no cobrados por el Sporting, todos ellos con más de 10 años de antigüedad según se explicó. Todo ello en base a una revisión realizada por una de las Big Four, o eso me pareció entender . Un dato que puede dar una idea de lo que era la gestión en tiempos pasados. Un dato que me hubiera gustado que encabezase los titulares de la prensa, pero que habrá pasado desapercibido para el 99,99% del sportinguismo.

2- Gastos imputados directamente a patrimonio neto, por importe de casi un millón de euros. Correspondían a gastos por diversos conceptos cuyas facturas se recibían después de junio, es decir con el ejercicio cerrado y que tradicionalmente se imputaban al ejercicio siguiente. También como consecuencia de la revisión de la Big Four.

Se entiende de que se trata de que con anterioridad se hacía erróneamente o bien se ha decidido cambiar el criterio, por lo que no se entiende que en la memoria ponga que no existen ni Corrección de Errores ni cambios de criterios contables. Es decir, que les salió de los cojones o alguna otra causa que a mí se me escapa. Este aspecto no se aclaró.

 Considero inadmisible que no aparezcan en la memoria y se comenten sólo de pasada en la Junta . Si ya me fío poco de aquellas cuestiones que revisa este auditor, pues os podéis imaginar lo que opino de aquellas que no revisa nadie y no quedan escritas en ningún sitio. En cualquier caso, se aprecia una leve intención de hacer las cosas algo mejor.

Otro aspecto que sí me gustó fue que a la hora de explicar la desviación del presupuesto se separaran por un lado el montante de gastos del de ingresos. No obstante, creo que era obligado aclarar que en el presupuesto figuraba sólo una parte del beneficio por la venta de Meré mientras que en la cuenta de resultados se consideraba todo. Ingenuo de mí pensé que dirían  algo así como "la comparación del resultado final no tiene sentido pues el año pasado fuimos tan sumamente imbéciles de pensar que el traspaso de Meré podía repartirse en dos ejercicios".  Y ya de paso que hubieran explicado la respuesta de la Liga ante dicha consulta, que lamentablemente a la fecha de la Junta anterior aún no había llegado la respuesta (casualmente llegó justo el día después).

Quedaba otro aspecto por resolver, del que evidentemente no esperaba aclaración ya que tampoco interesaba a nadie. Aquel que titulé paja mental mía, y que por tener dicha calificación no voy a volver a explicar. Tal vez algún día se sepa la verdad, pero seguramente será una  laguna que ahí quedará. ¿Y qué más da?

Hasta aquí mi opinión de las cuentas y la Junta. Ahora ya podemos seguir con la verdaderamente importante: ¿sacan pecho o no?.



miércoles, 12 de diciembre de 2018

Cambio de criterio al cuadrado. Capítulo final

Y al fin llegamos al tema principal de este serial sobre las cuentas del Sporting y al mismo tiempo el asunto de todos ellos que más perplejo me ha dejado. Y eso que el listón estaba bien alto.

Partimos de esta nota en la memoria de la que os di una avance hace unos días:

Así como quien no quiere la cosa nos encontramos con este párrafo dentro de la Nota 9 de la Memoria (Fondos Propios). De su enrevesada redacción parece deducirse que todo lo hicieron correcto, pero para conseguir una imagen más fiel van a pasar un gasto,  en principio contabilizado en 2017/18 a la temporada 2016/17. Todo por nuestro bien, para que así estemos mejor informados.

Pero vemos ya que aparece la palabra devengo y todos los que me seguís sabéis la guerra incondicional que, desde hace muchos años, les tengo declarada a estos gestores y sus predecesores por el mal uso del Principio de devengo. Y automáticamente yo me enciendo. A ver si de la noche a la mañana se han convertido en unos auténticos puristas contables.

En primer lugar, ¿Cuándo se utilizan estas variaciones directas en el Patrimonio Neto? A mí sólo se me ocurren dos situaciones:

1- Corrección de errores
2- Cambios de criterio

Por poner un ejemplo. Imaginemos que calculé mal la amortización en el ejercicio 2016/17 por importe de 900.000 euros, por defecto,  y me doy cuenta ya una vez que está cerrado. En principio tendría que que dar una mayor amortización por ese mismo importe en el ejercicio siguiente (17/18). De esta forma corregimos el Resultado acumulado, pero nos quedaría el 2016/17 un resultado mayor en 900.000 al real y en el 2017/18 un resultado menor en 900.000 euros sobre el real. Se compensan, pero individualmente considerados el resultado de ambos ejercicios estaría mal. Para que se entienda: al Athletic no le pitan en la próxima jornada un penal como una catedral a su favor, para compensar el que le pitaron en la jornada anterior por piscinazo de Muniain.

Para evitar ese problema, se corrige directamente el Resultado acumulado (los fondos propios) y de esta manera no tienen ningún efecto en el Resultado del ejercicio actual. Parece muy coherente la postura. Pero ahora tenemos otro problema: la pérdida de información.

Continuando con el ejemplo anterior, si en el primer ejercicio se hubiese contabilizado correctamente la amortización, todos sabríamos que esos 900.000 euros corresponden a amortización, porque se hubiera contabilizado precisamente en esa partida. Pero cuando estamos corrigiendo el error, directamente modificamos el resultado del ejercicio anterior pero no la partida concreta de gasto, de modo que a través de los estados numéricos es imposible saber si se trata de una amortización, de una indemnización, de intermediarios de jugadores etc. 

Esto se solucionaría fácilmente si en la memoria añadieran a la citada nota 9 de la Memoria el concepto del gasto y  el motivo exacto por el que no se contabilizó en el ejercicio anterior. Eso sería hacer las cosas bien pero va a ser que no. En la Memoria sólo aparece el párrafo que os he puesto arriba, así que ya me diréis. Desde luego no dan la sensación de ser tan transparentes como presumen.  Lo explicarán a lo largo de una Junta con una duración estimada de 5 horas, así que pasará más desapercibido que si se hubiera explicado correctamente en la memoria. De hecho, corregidme si me equivoco, ninguno de los medios que ya han informado (al menos los escritos en su edición digital) sobre las cuentas ha hecho mención a esta circunstancia. Bueno, ni de esta ni de todas las que os he comentado en los cuatro capítulos de este serial.

Por otra parte, la frontera entre el error y el cambio de criterio  es bastante difusa, pero carece de interés en la práctica, ya que su tratamiento en las cuentas va a ser idéntico. Por si acaso, vamos a mirar mejor a ver si la memoria nos aclara algo más:


Según la memoria no hay ni cambios de criterio y corrección de errores. Entonces  el lector pensará que le engañado antes cuando dije que  para modificar directamente el Patrimonio Neto sólo había esas dos opciones. Así que para cubrirme las espaldas añado otras dos:

 3: Nos salió de los cojones
 4. Otros



Pero lo mejor está aún por llegar...

¿Recordáis hace dos temporadas cuando aparecieron facturas en los cajones y debajo de las alfombras por más de 9 millones de euros? Cuando además tuvieron el rostro de decir "ez que nos encontramos con una deuda no contabilizada" como si ellos no hubiese formulado las anteriores cuentas. Bien, pues ese sería el típico ejemplo de corrección de errores y de cambios de criterio, y de esta manera se hubiera delimitado correctamente responsabilidades: esos 9 millones no se los hubiera comido el nuevo Consejo  (entiéndase ellos mismos menos Losada) sino el anterior (entiéndase ellos mismos más Veiga).

¿Cómo se actuó en ese momento? ¿Se corrigió contra ejercicios de años anteriores? Pues no, evidentemente eso hubiera sido lo correcto, así que decidieron hacer lo contrario e imputarlo todo al nuevo ejercicio, alterando totalmente el resultado de ese ejercicio.

Y yo me planteo ¿Es posible que ahora sean tan puristas y hace dos años tan jodidamente imbéciles? No, tiene que ser otra cosa. En mi humilde opinión son tan innovadores que han desarrollado un nuevo concepto: el cambio de criterio sobre el cambio de criterio. Lo que viene siendo el cambio de criterio al cuadrado.

Y hasta aquí los aspectos que destacaría de las cuentas del Sporting 2017/18. Algunas cosas se aclararán en la próxima Junta. Otras será lagunas que ahí quedarán para siempre.

Os pongo el enlace a las tres entradas anteriores, por si alguien tiene interés:

La venta de Meré y el exceso de gastos

Pérdida de créditos

Agentes Fifa y asesores deportivos

martes, 11 de diciembre de 2018

Cambio de criterio al cuadrado. Tercera parte: de Agentes Fifa y asesores deportivos

A principios de esta década en las cuentas de una SAD de cuyo nombre no quiero acordarme figuraba un extraño movimiento en la cuenta Derechos sobre adquisición de jugadores por importe de 350.000 euros y sin explicación en la Memoria. Era extraño pues esa SAD no pagaba en ese año traspasos y en esa cuenta se recoge precisamente eso. Nadie hizo caso a pesar de las continuas advertencias de un blog de mierda. Tuvieron que pasar varios años hasta que un malvado Director General de cuyo nombre no quiero acordarme reconoció en la Junta de Accionistas que ese importe correspondía al 33% de los derechos de un jugador senegalés de cuyo nombre tampoco quiero acordarme y que supuestamente había llegado libre. Investigando un poco se supo que el propietario de esos derechos era una agencia de futbolistas con sede en Asturias y de cuyo nombre tampoco me voy a acordar. Moralejas:

1- Desconfía de aquello que no está explicado en la memoria
2- Fíate del blog de mierda

Y ya que hablamos de agentes hoy quería volver a tratar un tema tan recurrente como el de la cuenta de Servicios Profesionales Independientes. Un tema que dio mucho juego porque se explicaba que su alto importe correspondía a que el Sporting pagaba un determinado porcentaje del sueldo de los jugadores a sus agentes. Quiero llamar la atención sobre la terminología utilizada, ordenada cronológicamente.

1- Agentes Fifa- Se explicaba así en las Juntas

2- Intermediarios de jugadores (memoria de la temporada 16/17)


3- Asesores deportivos de cara a la contratación de profesionales (memoria de la temporada 17/18)

¿Sólo a un servidor le extraña este último cambio en la terminología? El lector probablemente se esté planteando alguna de estas soluciones:

1- Pero si ye todo lo mismo. Es decir, el que redacta la Memoria, en función de su inspiración y capacidad de expresión el día que la redacta, un año pone una cosa y al siguiente otra, careciendo de importancia la diferenciación entre agentes, intermediarios de futbolistas y asesores deportivos.

2- Son conceptos totalmente distintos. En la temporada 16/17 el importe de los intermediarios de futbolistas era mayor y en la 17/18 era mayor el de asesores deportivos. Todo normal.

Cualquiera de las opciones me vale, pero yo añadiría una tercera, quizás más rebuscada, que voy a titular Paja Mental de Véndovos Mareo.

3- Paja Mental: Lo principal aquí es saber a quién presta el servicio el profesional. En el primer caso (tanto Agentes Fifa como intermediarios de futbolistas) el servicio se presta al futbolista mientras que en el caso de asesores deportivos parece se presta al Club o SAD. ¿y qué importancia puede tener esto? Pues varias veces escribí sobre ello, la última aquí: El bucle infinito

Que podemos resumir en la siguiente imagen:



Si diéramos por válida esta tercera opción, habría que preguntarse si realmente en años anteriores se ha explicado bien lo que esta partida escondía. Enigma que a buen seguro se resolverá en pocos días. O tal vez no.

Y ya con esto sólo queda la cuarta y última parte, dedicada al cambio de criterio al cuadrado que da título a este serial.

lunes, 10 de diciembre de 2018

Cambio de criterio al cuadrado. Segunda parte: pérdidas de créditos

A comienzos de la presente década en la cuenta de Pérdidas y Ganancias de una SAD de cuyo nombre no quiero acordarme aparecía un importe anómalo en la cuenta de Ingresos Accesorios. Como se trataba de un ingreso y no de un gasto, y a pesar de las advertencias desde un blog de mierda, nadie se preocupó por lo que había detrás de esa cifra, que era algo más de 2 millones. La nota que en años anteriores informaba sobre esa partida, desaparecía misteriosamente en ese ejercicio, precisamente cuando más necesaria era la explicación. Muchos años después a un malvado Director General de cuyo nombre tampoco quiero acordarme, no le quedaba más remedio que aclarar que en tras esa partida estaba un Contrato de Agencia firmado con un polémico fondo de inversión. Un año después de esto, un malvado Secretario del Consejo no consejero ratificaba las palabras del Director General. Poco después, gracias a las revelaciones de Football Leaks, se supo que ambos mentían (bueno, muchos se quedaron con que no se contó toda la verdad), ya que en el momento en el que se recibieron esos 2 millones no existía tal Contrato de Agencia sino que en realidad se habían recibido por un Contrato de compra venta de derechos federativos de los jugadores, circunstancia negada rotundamente hasta tal fecha. Esto nos trae las siguientes moralejas:

1- Desconfía de aquello que no se explica en la memoria.
2- Desconfía de todo lo que cuenten pero no aparezca en papel.
3- Fíate del blog de mierda.

Esto viene a cuento, de que en las cuentas del Sporting de la temporada 2017/18 aparece algún movimiento raro por cuantía importante y del que no existe explicación en la memoria. Es el caso del epígrafe Pérdidas y Variaciones de provisión por operaciones comerciales por un importe de casi 850.000 euros, que se dice pronto.

Y así en la página correspondiente de la memoria, se van explicando las distintas partidas que forman parte de Otros gastos de explotación, pero en cuanto llega a Pérdidas y Var. de provisión pega un salto.

¿Qué recoge esta cuenta? Pues créditos que se consideran incobrables. Fue el caso por ejemplo de cuando aquellos traviesos turcos cogieron el móvil de Barral para enviar un tranquilizador whatsapp al director general que en turco coloquial decía: pisha, o zaman, borçları toplamaya geldiğiniz zaman, sizleri değirmenlerde Don Kişot gibi bırakacağız. Lo que en castellano quiere decir "pisha, que cuando te parezca vienes a cobrarte la deuda, que te vamos a dejar como al Quijote en los molinos."

Un contable diligente, automáticamente hubiese dotado el oportuno deterioro del crédito, que básicamente consiste en decir que lo que  antes valía X ahora no vale ni un céntimo. Pero como era el móvil de Barral se pensaron que era guasa y tardaron unos años en reflejar contablemente la insolvencia otomana. Al final dieron de baja el crédito con la correspondiente pérdida. Y por cierto, de aquella tampoco lo pusieron en la memoria.

No sé me ocurre en la actualidad quién puede deber tanto dinero al Sporting y que sea insolvente. Ni en los movimientos de ingresos ni en los de clientes he encontrado ninguna pista y llevo varios días dándole vueltas. Es posible que una persona que conozca al detalle la actualidad económica rojiblanca pueda deducirlo, o bien un genio que se saque de la manga una fórmula basada en la suma cuadrática de las desviaciones sobre la mediana de los últimos 5 años, por ejemplo. Aún así no es justificable esta laguna y cualquier usuario medio debería poder conocer con un vistazo en las cuentas la procedencia de dichas pérdidas. Y más cuando provocan una desviación de 450.000 en el presupuesto (estaba presupuestado por 400.000).

No es una cuenta que suela tener movimientos, salvo casos contados como ya el comentado sobre Barral y los turcos. Sin embargo, el año pasado también hubo movimiento por 150.000 euros. No recuerdo si se informó en la Junta, ni siquiera si alguien lo preguntó (tengo la sensación de que soy el único en el universo rojiblanco que desconoce a qué se deben estos movimientos).

En cualquier caso, seguro que en unos días tendremos la solución al enigma, ya sea de oficio en la presentación o a solicitud de los accionistas. O tal vez no. Por otra parte, que lo digan de palabra y no por escrito tiene la desventaja de que no pasa el filtro del temible auditor. Así que fíate tú.

Y hasta aquí la segunda parte y esperando a la siguiente entrega dedicada a los agentes Fifa.