domingo, 1 de febrero de 2015

Cartas de amor


Ni venta ni Junta ni TEAC

Y Enero llegó a su fin. Un mes que se había señalado clave para la actualidad extradeportiva del Sporting. La supuesta venta, que en principio estaba prevista para diciembre, se postpuso para Enero, pero nunca más se supo. La Junta de accionistas que según la Ley debiera haberse convocado en noviembre a más tardar, también se dijo que se retrasaba para el primer mes de 2015. Como el Consejo de Administración no lo hizo ha tenido que ser la asociación Tu Fe Nunca Decaiga la que la ha solicitado en  los juzgados. Como estos trámites llevan su tiempo, es de suponer que la espera se alargue unos meses más.

También se esperaba para este mes la respuesta del Tribuanal Económico Administrativo al recurso del Sporting contra la Agencia Tributaria por no aceptar los Velázquez y Picassos para cobrar sus deudas. Supongo que se esperaba para Enero de 2015 porque como dijo el Director General en rueda de prensa este se presentó en el mismo mes de 2014.  Por lo tanto ya se ha superado el año y se puede considerar desestimado al objeto de interponer el recurso procedente según el artículo 240 de la Ley General Tributaria. Más trabajo para la asesoría jurídica y a seguir agarrándose al clavo ardiendo.

Al fin se fueron

Lo que sí llegaron fueron las dimisiones de Eraña y Losada. Una prueba de la división que había en el Consejo. Una salida que llega un poco tarde si realmente esperaban cambios en la gestión del club. Lo que se espera de ellos es que ahora expliquen públicamente cuáles eran esos cambios que pedían y no se concedieron.

Las cartas y la concesión de El Molinón

Otra novedad fue la filtración y publicación de unas cartas enviadas por Alfredo García Amado al concejal Alejandro Roces para pedir cuarenta años de disfrute de papu de El Molinón. Cartas que ya tienen su tiempo, pues fueron remitidas en Mayo y Julio.

En la segunda de ellas el Director General describe con bastante detalle algo que a los más fieles lectores de este blog les sonará: los problemas ante los órganos de control causados por el informe de auditoría y el principio de empresa en funcionamiento. Es de esperar que a estas alturas este problema lo hayan arreglado por otra vía. De otro modo sería para que los sportinguistas nos echáramos a temblar.

En cuanto a la primera, es más corta pero también tiene su miga. Una demostración de la incapacidad de Alfredo García Amado como gestor o de su capacidad de tomar al resto por imbéciles. De pasarse de listo haciendo entender que hay que ampliarlo cuarenta años porque así lo dice una nueva interpretación contable. Y ya de paso "nos favorecería enormemente". Con dos cojonazos como los del caballo de Espartero. Desconozco cuál fue la contestación del concejal ante dicha misiva. En su lugar, mi respuesta hubiera sido clara, concisa y bastante cariñosa : " Sr García Amado ¿Me toma por gilipollas?"




 

viernes, 23 de enero de 2015

Sombra aquí, sombra allá.

Termina una semana muy caliente en la actualidad extradeportiva del Sporting, aunque las cosas sigan exactamente igual que siempre: no hay Junta de accionistas, no llega la resolución del TEAC, Fernández sigue siendo el dueño, Amado el Capitán General, Veiga con su agenda cargada, Martínez aportando sentido común, Losada y Eraña  acumulando ultimátums sin conseguir escapar de la prisión de Alcatraz en la que se ha convertido el Consejo de Administración del Sporting.

Mientras tanto, ha salido a la luz una petición del Sporting para aumentar el patrimonio neto. La propuesta consiste en aumentar el plazo del disfrute gratuito de El Molinón  40 años. Esto permitiría contabilizar el derecho en el activo del balance, sombra aquí, y aumentar el patrimonio neto, sombra allá. Un maquillaje que no servirá de mucho a los acreedores que seguirán en la cola para cobrar, ni facilitará financiación, ni acuerdos con la AEAT, ni engañará al Reygadas de turno, pues saben que aunque el resultado sea un balance más solvente que el de Apple, lo que dicta la cruda realidad es que el Sporting no tiene ni para papel higiénico.

Disfrutar de papu del estadio municipal gijonés aumentaría el valor contable de la empresa de menos 13 hasta los 5,10,30 o 60 millones que se propongan, en función de los años que quieran firmar (límite de 40) y del valor que declare un perito. Un engañabobos que ni siquiera la propia LFP tiene en cuenta a la hora de evaluar los ratios financieros. Y nos quieren hacer creer que lo van a tener en cuenta Hacienda y los bancos. En fin...

Una propuesta que por otra parte llega tarde y mal. El Sporting lleva en causa de disolución milenta años por lo menos. La solución contable no se basa en una nueva norma, ya que el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas se pronunció al respecto en marzo del 2009 (consulta 6 boletín 77). Seguro que por entonces hubiera colado sin problemas la propuesta del Sporting. Ahora llegan las prisas, tal vez porque se sienten incapaces de cumplir el convenio de acreedores y quieren evitarse las responsabilidades que marca la Ley de Sociedades de Capital.

Y a todo esto llega la alcaldesa Doña Carmen Moriyón a aportar un poco de sentido común  (del de verdad), mandándolos a todos a hacer rimas a Parla. Diciéndoles claramente que se dejen de sombra aquí y sombra allá en la casa de cristal, lo que el Sporting necesita es una gestión económica seria y diligente que a los Fdez, Veiga, Amado y compañia les sonará a chino mandarín.









martes, 20 de enero de 2015

El whatsapp de la Pechotes

Y apareció en escena Javier Martínez, el que nunca hacía nada, pues gracias a su intervención en Gijón Ser Deportivos ya sabemos que hace algo: aportar sentido común, el menos común de los sentidos.

Su actuación en los micrófonos fue catalogada como  un insulto para los oyentes, al menos para el sector crítico. En principio quería hoy escribir sobre la Ley de Transparencia, las ayudas del Ayuntamiento y los plazos legales para la convocatoria de la Junta de accionistas, pero voy a dedicar unas líneas a su defensa de la figura del director general Alfredo García Amado, pues ya llueve sobre mojado.

Una vez más, Tebas style, el argumento número uno para su defensa fueron sus múltiples contactos, como si gestionara una casa de citas en lugar de un club de fútbol. Que lo que importa no es la deuda ni que estemos en segunda, aquí lo que prima es el tamaño de la chorvagenda. En segundo lugar la admiración que producen sus ventas por Tailandia y Turquía, obviando que en primer sitio no se vendió nada y que del segundo dos años después aún no llegó parte de la pasta. 

En resumen, la idea que nos quiso transmitir es que poco menos que en la LFP flipan en colores con Alfredo García Amado. Que se deben de pensar que va todos los meses a cazar perdices con el pequeño Nicolás. Que alucina vecina porque vendió a Cote por 5 millones, aunque eso no sirviera para retener a Diego "no es Di Stéfano" Castro y que nueve meses después estuvieras en segunda con un pufu otros 5 millones mayor.  

Admirarán a Don Alfredo, porque en cualquier momento coge el móvil para llamar a Erdogan para que de un toque a los directivos Orduspor. Que paguen por Barral o en su defecto acaben sodomizados en una prisión otomana. O tal vez por hacerles la trece catorce a Doyen y el Barcelona, de una tacada. Que ahí empezó la crisis culé y no con lo de Neymar.

Pero yo que no me chupo el dedo lo veo de otra forma. Y me imagino a la directiva de la Real Sociedad, entre txacolí y txacolí, tras cobrar al contado la cláusula de Illarramendi "oye, que Don Alfredo hubiese sacado el doble y lo sabéis". También veo a los directivos del Orduspor cogiéndole el móvil a Barral para mandarle al Sporting el siguiente SMS: "No vamos a ir de Quijotes".

O al presidente del Eibar en el palco del Ciudad de Valencia con Francisco Catalán, frotándose las manos ambos porque si la competencia es así a ellos les quedan años yendo a los palcos del Nou Camp y el Bernabéu. Y partiéndose en rodajas mientras mandan el siguiente mensaje al Director General del Sporting, que lo recibe en el palco del Llagostera y que pone "Oye crack, ¿nos pasas el whatsapp de la Pechotes?"

viernes, 16 de enero de 2015

Don Fredo Triumphant

Su cara lo decía todo, radiante de alegría, sonrisa de oreja a oreja, todo felicidad, TRIUNFADOR, con letras mayúsculas. Con ganas de hacer una peineta al bueno de Iñaqui y de silenciar a lo Raul en el Nou Camp a la audiencia tras la cámara de la RTPA. No era para menos. Alfredo García Amado había ganado el pulso, extirpó en dos horas a los dos granos que le habían salido en el culo: Eraña y Losada. Vía libre otra vez para gestionar a su antojo.

En medio de los dos bandos, atrincherado, Javier "Pilatos" Fernández. El poli bueno. Con su paquete (accionarial) mayoritario XXL, que de nada sirve sin un par de cojones como los del caballo de Espartero. Dos años después sigue con su intención de modernizar la gestión, pero es incapaz de enfrentarse al GESTOR.  Tal vez el objetivo de los críticos no debería ser el Director General, sino los que le avalan.

Al otro lado los derrotados, dando ultimátums que nunca lo son, nunca se cumplen. Dos meses, ochos días, hasta la próxima reunión, o mejor que sean dos. Prisioneros en Alcatraz, incapaces de salir. Quedando como la gocha, plantando a los medios de comunicación. Prolongando su ridículo y fracaso hasta el infinito. Año y medio con el rollo del cambio en la gestión ¿qué habéis hecho todo este tiempo?

No se me olvidan Veiga y Martínez, El primero ya quedó retratado, del segundo ya ni se espera comentario alguno o acción. No sé sabe en qué bando está. Ni se sabe qué pinta en todo esto.

Y mientras tanto el Sporting camino del abismo, algo peor que la desaparición, la confirmación de que a esta institución que fue grande antes de que vinieran todos estos a joderla, le quedan años nadando en un mar de mediocridad, tantos como restan para la jubilación de un rejuvenecido y fortalecido Don Fredo Triumphant.


jueves, 11 de diciembre de 2014

Ni al médico

No dice una verdad ni al médico, se coge antes a un mentiroso a un cojo... Cuántas veces hemos escuchado o leído estas expresiones y a cuánta gente hemos conocido que se les puede aplicar a la perfección. Hacía tiempo que había dejado tranquilo al diario El Comercio y a Manuel Rosety pero hoy me van a permitir dedicarles unas palabras. Sin acritud, por supuesto.

Su intento por dejar como la gocha al vicepresidente Javier Fernández en principio debería dejarme indiferente, pues este señor ya es bastante mayorcito para defenderse solo y además está a punto de llevarse una buena tajada a costa del sportinguismo. Lo que realmente molesta es que al mismo tiempo se está quitando importancia a los verdaderos culpables de la situación económica que atraviesa el Sporting y que a mi juicio no son otros que Antonio Veiga, Manuel Vega-Arango y García Amado (sin que el orden tenga la mínima importancia)



En su columna de hoy (que podemos leer gracias a @sagrox) Manuel Rosety pretende desvelarnos que la deuda del Sporting aumentó 10 millones en los dos años que Javier Fernández lleva en el Consejo. Una información que tal vez concuerde con lo publicado por él mismo en el diario  Comercio en los últimos años, pero que en modo alguno casa con la realidad reflejada en las cuentas. Y es bastante fácil demostrarlo y dejar con el culo al aire una vez más a Manolo y su diario:



En la imagen de arriba tenéis una captura del pasivo del balance del Sporting donde fácilmente se puede comprobar la deuda sumando Pasivo No Corriente y Pasivo Corriente. La columna de la derecha nos indica la situación a 30 de junio de 2012 y la de la izquierda justo un año después. A mitad de camino, diciembre de 2012 Javier Fernández entraba oficialmente en el Consejo de Administración.

Pues bien, a 30 de junio de 2012, cuando Veiga, Vega-Arango y Amado manejaban el chiringuito a su antojo (con la complacencia de José Fernández) el pufo total superaba los 37 millones. Un año después, tras la entrada de Javier Fernández la deuda era de 32 millones, es decir 5 kilos menos. Lo cual no quiere decir que la entrada del menor de los Fernández fuera la causa de tal reducción, pero sí implica que Manuel Rosety una vez más confunde, deliberadamente o no, a sus lectores. A menos claro, que ahora resulte que en las nuevas cuentas se declare una deuda total cercana a los 50 millones, que va a ser que no.

También es cierto que Manolo Rosety haya caído en la trampa de usar sus propios datos publicados en la época en que Javier Fernández entró en el Consejo. Contrastando sus informaciones con los datos que he puesto arriba, queda claro que Manolo andaba un poco a uves ¿o no?

Captura de El Diario El Comercio de fecha 20 de diciembre de 2012