martes, 12 de mayo de 2015

La Junta de Accionistas (2): El Plan General de Contabilidad Real Sporting

Ahora que van saliendo a la luz algunas de las cuestiones tratadas desde hace años en este blog (los 2 millones de ingresos accesorios de Doyen y los 350.000 euros de los derechos de adquisición de Mendy) es tiempo para escribir un poco sobre teoría y práctica llevada a cabo por los responsables del Real Sporting. Será un texto muy técnico, sirva de advertencia, pues todavía estáis a tiempo de no leerlo.

Si cuando uno analiza las cuentas del Sporting le entran dudas razonables sobre la capacidad de los responsables para elaborarlas, una vez escuchadas las explicaciones en la junta se despejan: no tienen ni idea. O si la tienen lo disimulan. O tal vez son conscientes de ello, pero les importa un carajo. Tienen su propio plan contable y lo aplican a conveniencia. Otra cosa no se explica.

Me tuve que echar varias veces las manos a la cabeza al escuchar la Junta en directo, y tuve que escucharla otra vez porque no daba crédito a varias de las explicaciones del Director General. Desde un punto de vista teórico son varias las aberraciones que escuché. Desde un punto práctico supongo que carecerán de importancia, porque si no estos tíos ya tenían que estar inhabilitados para manejar cualquier libro contable.

Varias son las cuestiones que me hacen pensar que para ellos los principios de prudencia y devengo son algo así como chino mandarín, y no digo el de adquisición porque el nuevo plan lo ha suprimido, pero también se pasan por el forro las normas de valoración de activos. De las resoluciones del ICAC conocen alguna y pasan olímpicamente otras. Y del concepto de amortización mejor no hablar aunque lo haré.

Ya advertí en las anteriores cuentas de que no entendía que no contabilizaran ningún gasto financiero por el préstamo de Doyen y que para la 13/14 presupuestasen los de esta temporada y los de la anterior, es decir, 250.000 según el Director General. Y efectivamente, contabilizaron dos temporadas en una, pero no por los 250.000 anunciados, sino por el doble y sin que nadie se sonrojara. Y luego tienes que escuchar lo de lo difícil que es meterle un gol a la LFP...

De la prudencia ni hablamos. El auditor les da el toque por no deteriorar el crédito por Barral, y seguramente también podía haberles dicho algo por la sentencia Botía ya perdida en primera instancia  o por los recargos de la agencia tributaria también con sentencia desfavorable del TEAC. Ni siquiera tuvieron a bien mencionar en la memoria los litigios en los que están en curso. Todo eso bajo el pretexto de que están recurridos y las eternas expectativas de éxito de este Consejo de Administración.

No contabilizan aquello que tienen recurrido, pero ¿qué pasa con los intereses por el aplazamiento de 6,5 millones acordado con la Agencia Tributaria? En el ejercicio 12/13 contabilizan más de 800.000 euros que parecía mucho y en el 13/14 nada. Tal vez los anticipan al contrario que hicieron con Doyen, tal vez...

Se explicó que en el saldo de deudores estaba incluido el importe pendiente por Barral más los correspondientes intereses, que no recuerdo la cifra exacta, pero serían 200.000 o así. Sin embargo no hay contrapartida en la cuenta de pérdidas y ganancias, pues los ingresos financieros de los dos últimos ejercicios no alcanzan los 3.000 euros. Es totalmente imposible aumentar el saldo de una cuenta sin la correspondiente contrapartida.

Por no hablar de las comisiones de los agentes Fifa, que no se sabe si en las compras forman parte del precio de adquisición, si en las ventas son menor beneficio, si lo contabilizan como gasto aunque en la memoria digan lo contrario etc

Se refugian en la resolución del ICAC del 28 de mayo de 2013 para activar los derechos de uso de El Molinón. No les falta razón, pero reniegan de esa misma resolución cuando prohíbe expresamente la activación de los derechos de participación en competiciones deportivas y los costes de de formación de los jugadores de la cantera.

Pero aún falta la obra maestra de todo genio. La explicación de como van a llevar a cabo esa activación de jugadores de la cantera . Ojo a la explicación:

" no activas porque sí,  sino jugadores de la cantera que lleven más de un determinado número de años en el club que tú entiendas que tienes totalmente amortizados con lo cual luego no tengas que amortizar.  Porque si tú activas y luego tienes que amortizar a gasto, al final la cuenta de pérdidas y ganancias se ve afectada"

Ya no es que incumplas los principios y normas, es que te sales de cualquier lógica contable. ¿Cómo piensas activar lo que ya está amortizado? En fin, que me da mucho miedo esta gente, y mucho más porque parece que cuentan con el apoyo de la LFP. Vaya país de pandereta.




lunes, 11 de mayo de 2015

Amado levanta parte del velo sobre Mendy y Doyen

La Junta de accionistas del Sporting celebrada el pasado 7 de mayo supuso un hito en cuanto a la cantidad de información aportada por Alfredo García Amado, Director General rojiblanco, atendiendo a las numerosas preguntas de los accionistas. Entre tal maraña de datos económicos, hubo algunos que pasaron desapercibidos, pero que son de un enorme interés.
Pago por la adquisición de Formose Mendy
Según Alfredo García Amado, Director General del Sporting, durante la temporada 2012/2013 se produjo la activación de derechos del jugador Formose Mendy, correspondientes a su adquisición definitiva. No se aclaró quien fue el receptor de esos 350.000 euros que costó la operación. Sorprende el pago de esta cantidad por un jugador que había sido incorporado al filial rojiblanco dos años antes y al que su anterior club, el Puertollano, había concedido la baja.

Relación de agencia con Doyen



viernes, 8 de mayo de 2015

La Junta de accionistas (1): El contrato de agencia con Doyen

Esta mañana publiqué una entrada en la que ponía en duda la explicación de ayer de García Amado en la Junta de accionistas sobre los ingresos accesorios de la temporada 11/12 por más de 2 millones de euros. Escuchado otra vez el audio de la Junta, es justo rectificar y disculparse por el error cometido, pues el  Director General no dijo que el ingreso correspondiese a un contrato de publicidad, sino dijo que textualmente que "corresponden a un acuerdo de agencia suscrito en el primer semestre de 2012 con Doyen Group posterior al acuerdo publicitario que nos vinculaba con ellos..."


Estamos por lo tanto ante un nuevo escenario, que vuelve a poner de manifiesto la falta de transparencia del Consejo de Administración del Sporting que hasta la fecha negó rotundamente cualquier relación con Doyen que no fuera la publicitaria o la de financiación a través de un crédito. Nada tiene que ver esta operación con aquellas.

En cuanto al contrato, no me queda claro cual pudo haber sido la prestación realizada por el Sporting para recibir a cambio 2 millones de euros. Un contrato de agencia es aquel en virtud de cual una persona natural o jurídica (el agente) asume de forma estable y permanente el encargo, en nombre y por cuenta de otro y a cambio de una retribución, de promover y concluir contratos como intermediario independiente.

Según dicha definición, el Sporting en nombre y por cuenta de Doyen Group y a cambio de 2 millones de euros , promovió y concluyó contratos como intermediario independiente

Lo lógico, vistas la actividad de una y otra sociedad, es que las prestaciones hubieran sido las contrarias, y fuera el Sporting quien pagara a Doyen una cantidad a cambio de un servicio como agente.

Es evidente que esta operación merece más explicación por parte del Consejo de Administración del Sporting y sobre todo una aclaración de por qué se ha ocultado durante tres años. 

Recomiendo la lectura de otras entradas que hice anteriormente sobre este asunto:




jueves, 23 de abril de 2015

Economía de guerra sportinguista

Cuando una sociedad está en crisis financiera es necesario buscar soluciones desde el punto de vista del gasto y de los ingresos. Aumentar éstos suele resultar complicado y en muchos casos depende de factores ajenos. Más fácil es la reducción de gastos, que es lo que suele denominarse apretarse el cinturón o aplicar una economía de guerra. Cada sociedad tienen un nivel de gastos necesarios y se trata de identificar y eliminar aquellos que sean superfluos.

En el caso del Sporting aumentar el volumen de ingresos va a depender fundamentalmente de un nuevo reparto de ingresos de TV en cuya negociación juega un papel muy residual. Otra opción sería el ascenso a primera división, que dependerá de que la pelota entre en estos últimos partidos, sin poder actuar en la composición de la plantilla. Además hay que tener en cuenta una importante reducción derivada del fin de la ayuda por descenso y de los traspasos de jugadores.

Desde el punto de gasto existe aún mucho margen sobre el que actuar. En los últimos años se ha actuado especialmente sobre los sueldos de los jugadores. Esta medida es necesaria, pero conviene no pasarse pues una rmerma en la calidad de la plantilla reduce mucho las posibilidades de ascenso, y por lo tanto de obtener más ingresos. Sobre otras partidas de gasto es difícil actuar por su naturaleza: amortizaciones, gastos financieros, arbitrajes etc.

Utilizar datos históricos procedentes de la contabilidad, puede ayudar a encontrar aquellos gastos superfluos. Si nos vamos a la temporada 2007-08, año del ascenso, el gasto total era prácticamente la mitad del de la temporada 2013-14. En cifras absolutas, se gastaron 8 millones menos, de los cuales 3 correspondían a los sueldos de los jugadores. Otras diferencias importantes y sobre las que debe centrarse la reducción del gasto son las siguientes (cifras en millones de euros):




Volviendo a los valores que estas partidas presentaban en 2008 el ahorro total rondaría los 2.750.000 euros por temporada, que al menos serviría para compensar la pérdida de la ayuda por descenso. No obstante, actuar tan drásticamente sobre los sueldos de personal sería una medida bastante delicada y es algo sobre lo que se debería haber empezado a trabajar en el momento del descenso.

Si miramos el presupuesto presentado para la actual temporada, podemos descubrir las intenciones de los gestores del Sporting:




Del cuadro se desprende que la intención de los gestores es reducir casi 1,8 millones en estas cuatro partidas, a los que habrá que sumar otros 2 millones en reducción de sueldos de jugadores por imposición de la LFP.

A destacar el importante ahorro previsto en Servicios de profesionales independientes, que pretenden rebajar en un 70 % en un año. A simple vista parece ilusorio, pero en caso de ser factible habría que reflexionar sobre la tardanza en la adopción de esta medida.

viernes, 10 de abril de 2015

El "cambio" de opinión del auditor

La principal sorpresa, a mi juicio, de las cuentas anuales del Sporting recientemente presentadas, es la emisión de opinión favorable, aunque con salvedad, del auditor. Los precedentes eran una acumulación de informes de opinión denegada por incertidumbres relacionadas con un patrimonio neto y fondo de maniobra negativos. Considerando que las cifras de estas magnitudes habían empeorado (el patrimonio neto sería peor de haberse aplicado los principios contables), las apuestas eran claras en favor de una nueva denegación de opinión.

A ello hay que añadir que la LFP exige que el informe sea favorable, y teniendo en cuenta que el Sporting acumula sanciones por impagos, un informe con opinión denegado podría llevarlo a segunda B. Así que en principio el mal pensado lleva todas las de ganar. Sin embargo, creo que la actuación del auditor es impecable.

Voy a prescindir de comentar los informes anteriores, y me voy a centrar en el dictamen favorable de este último, en base a la Norma Técnica de Auditoría sobre Informes, en su redacción dada por la Resolución de 21 de diciembre de 2010 del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC).

Según dicha norma la opinión denegada "supone que el auditor de cuentas no puede expresar una opinión sobre las cuentas anuales debido a que no ha obtenido la evidencia necesaria que le permita formarse un juicio al respecto. Esta circunstancia se puede dar por la existencia de limitaciones al alcance de la auditoría de importancia y magnitud muy significativas que le impidan al auditor formarse una opinión, o también, en casos extremos, debido a que se produzcan múltiples incertidumbres cuyo efecto conjunto pueda ser muy significativo"

Los informes anteriores parecían acogerse a este último caso de múltiples incertidumbres, entendiendo que el patrimonio neto y el fondo de maniobra eran incertidumbres independientes.

Sin embargo existe una consulta del ICAC de diciembre de 2012 (Boicac 92) en la que dice textualmente:

"Ha de precisarse que, a los efectos de poder denegar la opinión porque existan múltiples incertidumbres, debe considerarse como una única incertidumbre las dudas surgidas de la aplicación del principio de empresa en funcionamiento, aunque vengan motivadas por varios factores causantes o generadores de dudas"

Por lo tanto, se entiende que patrimonio neto y fondo de maniobra negativos son dos factores causantes distintos de una misma incertidumbre que es la aplicación del principio de empresa en funcionamiento.

Volviendo a la citada Norma Técnica de Auditoría, en la exposición de motivos se alude a la "obligatoriedad de hacer mención en un párrafo de énfasis, sin que la opinión se vea afectada, por la existencia de incertidumbres sobre la capacidad de la entidad para continuar como empresa en funcionamiento, siempre que dichas circunstancias se informen adecuadamente en las cuentas anuales conforme a lo exigido en el marco normativo de información financiera"

Esto es precisamente lo que ha hecho el auditor:




Por lo tanto, parece claro que su informe sigue los criterios de la Norma Técnica de Auditoría.

Finalmente aclarar que a muchos les puede chocar la existencia de un informe favorable con la situación crítica que atraviesa la economía del Sporting. El carácter favorable del informe no implica la existencia de buena salud económica. Lo que nos indica es que reflejan el verdadero estado de la salud. Es decir, que si la salud es una mierda, las cuentas dicen  que es una mierda.