domingo, 12 de marzo de 2017

Purismo contable I bis: el affaire Botía segunda parte

Venimos de aquí


Escuchadas de nuevo las explicaciones de Javier Fernández en la Junta, es necesario aclarar alguna cosa en cuanto al asunto Botía que comenté hace unos días. Durante la misma explica el motivo por el que el importe que hay que pagar al Barcelona como consecuencia de su reclamación se contabilizó como deuda (el Barcelona como acreedor) en lugar de como provisión. Lo que pasa es que terminó la explicación tan sumamente mal, como si no supiera de lo que hablaba, que dijo que por eso se contabilizó como gasto extraordinario y no como provisión, queriendo decir, supongo, que se consideró como deuda en lugar de como provisión. No me voy  a parar a analizar si era más correcta una u otra opción porque lo desconozco y porque no afecta al fondo de este post. Hoy además paso de ser prudente. Tengo ganas de marcha.


El fondo del asunto es el siguiente: ¿ dónde está la deuda de 1.250.000 por Botía ? ¿ dónde está que no la veo ?




En el siguiente cuadro vemos todas y cada una de las las deudas del Sporting que figuran en su contabilidad a 30 de junio de 2016:






Si analizamos una a una:


- Deudas entidades de crédito: la descartamos por importe y naturaleza
- Deuda Concursal privilegiada, subordinada y ordinaria: descartada por naturaleza
- Otras deudas: Se refiere a deuda con Bravo Capital, con Fernández y con el Ayuntamiento. Descartada.
- Proveedores: descartada por importe
- Acreedores varios: Aquí podría estar, pero según se explicó en la Junta de los 4 millones  2,8 corresponden a Doyen , 0,4 a la Federación , 0,2 a Jarpa y al Ayuntamiento 0,28 millones. No hay sitio para la deuda con el Barcelona.
- Personal: El Barcelona no está en la nómina del Sporting, que se sepa. Descartada.
- Otras deudas Adm. Públicas: Son deudas con Hacienda y la Seguridad Social

Por si a alguien todavía le queda alguna deuda tampoco aparece en los desgloses de deuda tan bonitos que dieron a través de Power Point.


Por lo tanto, si no está ni como provisión ni como deuda, podemos pensar que mintieron y no contabilizaron la operación. Sin embargo en la memoria se dice que hay un Gasto extraordinario de 1.250.000 de euros en concepto "Demanda Botía":




Como ya expliqué en el primer post del affaire Botía si hay un gasto tiene que haber una contrapartida, y solo hay 3 opciones:


1- una provisión. No la hay
2- una deuda. Dicen que la hay, pero no la hay
3- Disminuye un activo. Significaría que de alguna manera esa deuda está pagada. Pero no olvidemos que han dicho que está pendiente de sentencia.


Así que no se me ocurren más escenarios que los siguientes:

1- Que sea falsa la indicación en la memoria de que los 1.250.000 corresponden a la "Demanda Botía"y en realidad corresponda a otra cosa. Lo cual sería muy kinki hasta para ellos y más teniendo en cuenta las explicaciones ofrecidas en la Junta.

2- Que el desglose de la partida Acreedores no se corresponda con el ofrecido en la Junta por Javier Fernández y que la deuda con Botía estuviera dentro de los 4 millones de acreedores varios y por lo tanto no habría sitio para los 2,8 que dice se debían a Doyen. Ya sería el colmo de la desfachatez.

3- Que hayan sido tan extremadamente inútiles de meterlo como deuda con el personal. Sería el colmo de la imbecilidad.

4- Que a 30 de junio no existiese tal deuda, es decir, que de alguna forma se hubiera pagado, ya fuera en metálico, en especie, por compensación...Y el lector se preguntará ¿si ya lo han pagado qué motivo iban a tener para decir que aún está pendiente de pago? Pues no se me ocurre ninguno, yo sólo interpreto lo que dicen las cuentas y en este caso está bastante claro. La experiencia me dice que estos fallos inocentes son cortinas de humo para ocultar otras cosas. Pero ni idea.

No sé si Ramón de Santiago explicó con más detalle el estado del procedimiento porque casualmente en el comienzo de su exposición se estropea el audio.Tampoco he leído nada en la prensa al respecto aunque tampoco espero nada de ellos.

Probablemente nunca sepamos la verdad de este asunto. Será una laguna que ahí quedará. Tampoco creo que le importe a casi nadie. Sólo aspiro, y ya es mucho, a que en la próxima junta en la que Javier Fdez. hable de que tienen las puertas de Mareo abiertas de par y par para todo tipo de explicaciones (os recuerdo que tenéis un burofax de febrero de 2016 sin contestar y que se os recordó en la Junta y por escrito) o nos deleite con otra charla sobre el rigor y el purismo, que el  descojono  se escuche hasta en Bimenes.

Si os perdistéis la primera parta del affaire Botía lo tenéis aquí : http://vendovosmareo.blogspot.com.es/2017/01/purismo-contable-i-las-provisiones-y-el.html



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada